mesa-habla-sopas-frias
LA MESA HABLA RECETAS

Las sopas frías son para el verano

Las sopas frías son para el verano. Y es que no hay duda de que, por el calor, solemos estar inapetentes. Acabamos de inaugurar el verano, la época del año donde todo se asocia a la diversión y al disfrute, al color y al calor, a los líquidos y a todo lo que nos refresca. Hoy os traemos cinco recetas de sopas frías que no faltarán en nuestra mesa en el verano y, además, muy fáciles de preparar. ¡Come rico, come sano!

El mejor refrescante como entrante

Con la llegada del verano, cambiamos nuestra dieta diaria, consciente o inconscientemente. Solemos cambiar el horno y los guisos por preparaciones más sencillas. Que si hay que comer un cocido madrileño o una fabada se comen, ¡ojo!, pero preferimos entrantes refrescantes para sofocar las temperaturas propias de la estación.

Y esa necesidad de aportar frescor al cuerpo la cubren perfectamente las sopas frías. Suelen ser verduras y/o frutas licuadas para beberlas directamente, o en el plato con otros ingredientes.

mesa-habla-sopas-frias-batidos

Aquí os dejamos la receta de cinco de nuestras sopas frías favoritas. Las cantidades facilitadas son para cuatro personas. El disfrute está garantizado.

TARATOR, o sopa fría de yogur

Es una sopa fría de origen búlgaro, pero que hemos adoptado en nuestro país. Es una delicia que nos hace disfrutar de lo mejor de sus ingredientes.

mesa-habla-tarator

Ingredientes:

  • 250 gr de yogur natural
  • 1 pepino (pequeño)
  • 300 ml de agua
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de eneldo picado
  • 1 puñado de nueces
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración:

Pelamos y picamos el pepino en trozos muy pequeños. Seguimos con el ajo, lo pelamos picado muy fino.

Colocamos el pepino y el ajo en el vaso de la batidora. Le añadimos el yogur, lo ideal para esta receta es un tipo griego más cremoso e intenso, y puede ser desnatado para que sea más ligero.

Agregamos un poco de agua y empezamos a batirlo. Para que resulte menos denso podemos añadir un poco más de agua. Rectificamos de sal y pimienta, al gusto.

Pelamos y picamos las nueces. El eneldo fresco también lo picamos para que quede más fino. Y servimos con las nueces picadas y el eneldo.

GAZPACHO

De las sopas frías, es la más preparada y consumida en nuestros hogares, es la sopa fría por excelencia. Este plato tan recurrido en verano tiene su origen en Andalucía.

mesa-habla-gazpacho

Ingredientes:

  • 1 kg tomates (variedad pera)
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pepino
  • 50 ml aceite de oliva virgen extra
  • 50 g pan de hogaza duro
  • 250 ml agua
  • 30 ml vinagre
  • Sal

Elaboración:

La elaboración es tan sencilla como triturar todos los ingredientes en las cantidades facilitadas en la batidora, y pasar la mezcla al final por un colador fino, para eliminar restos de la piel de los tomates y las semillas.

Como guarnición se suele poner unos picatostes de pan, cebolla, pepino y pimiento rojo cortados en cuadritos en cuencos, por separado, para que el comensal se sirva según sus preferencias.

SALMOREJO

De origen cordobés, también es una de las sopas frías más socorridas en el verano. De estructura más espesa que el gazpacho, se disfruta en primavera y verano.

mesa-habla-salmorejo

Ingredientes:

Elaboración:

La elaboración del salmorejo es similar a la del gazpacho: Se trituran los ingredientes y se pasan por el colador fino. Nos debe quedar una bonita mezcla anaranjada y densa, ya que por encima le ponemos su guarnición.

Hay quien prefiere batir primero los ingredientes y añadir luego el pan, dejándolo en remojo para que se impregne todo el sabor.

Como guarnición se utiliza jamón en tiritas, huevo duro picado y unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

AJOBLANCO

El ajoblanco malagueño también es un clásico de las sopas frías del verano. Resulta muy refrescante, y dependiendo del agua que le añadamos, pasa de ser una sopa cremosa a un líquido, para tomarlo directamente del vaso.

mesa-habla-ajoblanco

Ingredientes:

  • 200 g de almendras crudas y peladas
  • 250 g de miga de pan (un pan redondo tradicional va fenomenal)
  • 1 litro de agua fría
  • 3 dientes de ajo pequeños
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 35 ml de vinagre de vino blanco
  • Sal

Elaboración:

Poner el pan a remojo en agua fría durante 15 min. Escaldamos las almendras en agua hirviendo durante 2 minutos, escurrimos y las pelamos. En un mortero grande machacamos las almendras con los ajos pelados y un pellizco de sal. Cuando se forme una pasta homogénea, añadimos el pan muy escurrido.

Agregamos el aceite poco a poco sin dejar de majar. Incorporamos el vinagre y rectificamos la sal si fuera necesario. Incorporamos el agua fría, también poco a poco, para obtener una sopa suave y bien ligada.

Se suele presentar con unas uvas para decorar el plato y darle sabor, cuanto más dulces mejor, o un poquito de jamón.

VICHYSSOISE, o crema de puerros

Se consume tanto fría como caliente, esta sopa tiene origen francés. Sin embargo hay otra teoría que defiende que es invención de un cocinero vasco con base en la porrusalda.

mesa-habla-vichyssoise

Ingredientes:

  • 60 g mantequilla
  • 500 g puerro (solo la parte blanca)
  • 500 g patatas
  • 1 litro de caldo de pollo
  • Sal y pimienta al gusto
  • 200 ml nata líquida para cocinar (para reducir el consumo de grasa, podemos utilizar 100 ml de nata y 100 ml de leche)

Elaboración:

Lavamos y picamos en trozos los puerros (sólo la parte blanca) y las patatas.

A fuego muy lento (no queremos que coja color), rehogamos el puerro en la mantequilla. Y cuando esté blandito, añadimos las patatas y el caldo. Nosotros utilizamos caldo de pollo, pero se puede utilizar caldo de verduras y tendremos una receta vegetariana. Subimos el fuego y dejamos cocer durante 30 minutos hasta que las patatas estén bien tiernas. Después lo trituramos con la batidora y cuando se enfríe un poco, añadimos la nata líquida (y la leche, si has hecho el cambio sugerido).

Para terminar nuestra crema, la colamos por el colador fino para quitar todo resto de hebras.

Sabiduría popular

Ensaladas y sopas frías son básicas en nuestra gastronomía veraniega. Aunque es necesario cuidarse todo el año, parece que nuestro clima nos facilita la tarea en verano. Fáciles de hacer, están llenas de vitaminas, minerales y antioxidantes, además de que nos mantienen hidratados. Incluso son una opción perfecta para llevar al trabajo en un recipiente adecuado.

¡Prepárate para disfrutarlas, prepárate para el verano!

Cuidad del cuerpo con fidelidad inalterable. El alma debe ver sólo a través de estos ojos y si están borrosos, todo el mundo se nubla.

Johann Wolfgang Von Goethe

2 Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.