mesa-habla-san-isidro-chotis
ACTUALIDAD LA MESA HABLA

San Isidro, el día grande de Madrid

14.05.20 El 15 de mayo se celebra la festividad de San Isidro Labrador, patrón de la ciudad de Madrid. Las fiestas en su honor iban a celebrarse del 14 al 17 de mayo, cuatro días para los que se habían programado actividades familiares, conciertos, romerías y verbenas. Una cita de cuatro días llenos de luz y color que este año las circunstancias obligan a aplazar a 2021.

San Isidro, el día grande de Madrid

Quién era San Isidro

Un santo labriego solo podía celebrar su fiesta en primavera, la época en la que todo revive, en la que todo florece.

Isidro nació en Madrid en 1080 en la actual calle de Las Aguas, en el barrio de La Latina. Nació en el seno de una familia mozárabe en una villa recién conquistada por los cristianos a los musulmanes, de unos dos mil habitantes, consagrados en su gran mayoría al trabajo en el campo: Mayrit (más tarde Madrid).

mesa-habla-madrid-islamico
El Madrid islámico

Fue pocero y labrador, más exactamente jornalero, pues no tenía tierras propias, y se hallaba habitualmente al servicio de un rico propietario. Dedicó su vida a los demás y se le atribuyen más de 400 milagros, razón por la que el Papa Paulo V expidió el certificado para su beatificación un 15 de mayo de 1619.

Uno de esos milagros cuenta que Isidro hizo brotar un manantial de agua golpeando una roca con su vara. En ese mismo lugar es donde se construyó la ermita de San Isidro, del barrio de Carabanchel, a la que cada año los fieles acuden en romería a beber el agua que sale de su fuente, sobre todo el 15 de mayo.

mesa-habla-san-isidro-milagro-pozo-alonso-cano
«El milagro del pozo», de Alonso Cano

Lugares para visitar en Madrid relacionados con San Isidro

Ermita de San Isidro. Sencillo templo en el que se rinde culto al patrón de Madrid, muy cerca de Madrid Río.

mesa-habla-ermita-san-isidro
Ermita de San Isidro

Parque de San Isidro. Parque situado en la zona de Carabanchel, en el que se celebran las fiestas del Santo que le da nombre.

mesa-habla-verbena-san-isidro
Pradera de San Isidro

Capilla de San Isidro, en la iglesia de San Andrés. Esta capilla es una pequeña joya del Barroco que albergó los restos de San isidro.

mesa-habla-parroquia-san-andres
Iglesia de San Andrés

Cementerio Sacramental de San Isidro. Es el más antiguo de Madrid y destaca por su gran valor artístico y paisajístico.

El Museo de San Isidro. Ocupa el solar del palacio de los condes de Paredes. También llamado «Casa de San Isidro», ya que aquí estuvo la vivienda de la familia Vargas, para quien trabajó el santo, y en ella vivió y murió.

mesa-habla-museo-san-isidro
Museo de San Isidro

Qué hacer durante San Isidro

Desde el siglo XVI es costumbre pasar el día en el césped de la pradera y coger agua de los manantiales más cercanos y de la fuente de San Isidro, como decíamos antes.

mesa-habla-pradera-san-isidro-goya
«La pradera de San Isidro, de Francisco de Goya

Hoy en día las fiestas de San Isidro se extienden más allá de Carabanchel y la pradera, y se pueden ver otras verbenas de barrio, ferias taurinas, y por supuesto, a muchas personas vestidas de chulapo (el atuendo más tradicional de la comunidad) bailando el castizo chotis madrileño al son de un organillo, en lugares tan emblemáticos de la capital como la Plaza Mayor. Siguiendo la tradición:

  • ELLOS: Un pañuelo blanco alrededor del cuello, un chaleco con un clavel en la solapa, pantalones oscuros ajustados, gorra a cuadros y unos botines.
  • ELLAS: un pañuelo en la cabeza con un clavel rojo o blanco, una blusa blanca y ajustada y un vestido o una falda típica de lunares hasta los pies, junto con el clásico mantón de Manila.

El atuendo habitual, chulapos y chulapas

Otros actos bastante relevantes que llenan la agenda a lo largo de la semana son las corridas de toros, llevadas a cabo por los toreros más famosos del momento y que se dan cita en la plaza de las Ventas. Las Ventas es una de las plazas de toros más importantes a nivel mundial, por ocupar la tercera posición en cuanto a tamaño.

Una tradición muy gastronómica

Con San Isidro, un año más, Madrid se desprende del frío y los días grises, se despereza y se muestra como es: abierta, cálida, luminosa, acogedora y diversa. El santo, nuestro santo, abraza a Madrid cada mayo, como Madrid lo hace con su gente.

mesa-habla-san-isidro-madrid
Escena típica de la capital representada en un mosaico

Son días en los que se fusionan como nunca el ayer y el hoy. Los barquillos y los churros, los farolillos y las guirnaldas, los nardos y los claveles endulzan el aire, iluminan los balcones y arropan las calles porque es en la calle donde se vive la fiesta.

Momentos que se viven cada año en San Isidro.

Otro de los símbolos, esta vez gastronómico, de estas fiestas son las célebres rosquillas del santo. Desde el siglo XVI ya se tenía la costumbre de merendar en la pradera, disfrutando el agua de los manantiales cercanos en estas festividades. Alrededor de la pradera había ya por entonces distintos puestos vendiendo rosquillas.

En las pastelerías y puestos más castizos hay rosquillas listas (con baño de azúcar), tontas (sin esta cobertura de azúcar), de Santa Clara (con merengue seco), francesas (con almendra) y las populares rosquillas de la Tía Javiera, una mujer que se hizo famosa por venderlas en la pradera de San Isidro.

mesa-habla-dulces-san-isidro
Rosquillas de San Isidro

Lo más popular y castizo

Hay más elementos gastronómicos tradicionales en las fiestas de San Isidro, además de las rosquillas. Quizá lo más popular son las frituras de gallinejas y entresijos, aunque en la pradera también podrás ver a gente disfrutando un buen cocido madrileño, bocadillos, empanada, tortilla de patata, vino (a ser posible en bota y, sin duda, vinos de Madrid) y distintos encurtidos.

Gallinejas y entresijos, el plato más castizo.

En su origen, las gallinejas y los entresijos eran tripas de aves fritas. Hoy en día son tripas e intestinos, el bazo y las mollejas del cordero lechal. En épocas de guerra y postguerra se consideraba un plato de pobres. Hoy es uno de los platos más típicos de la capital española.

Sabiduría popular

Gatos: se les llama así porque sus padres, abuelos y bisabuelos nacieron en Madrid. Pero no importa si eres gato o no. Todos somos Madrid, todos hacemos «los Madriles«.

Madrid tiene un santo labriego, un recordatorio permanente del vínculo con la naturaleza, de la necesidad de que la metrópoli y lo rural estén siempre enlazados y de que la ciudad no sea una isla, sino un catalizador para tener un mañana mejor y más sostenible. Si tenéis ocasión, no dudéis en pasaros por Madrid en primavera y dejaros conquistar por sus encantos.

Pues el invierno y el verano | en Madrid sólo son buenos | desde la cuna a Madrid, | y desde Madrid al cielo.

Luis Quiñones de Benavente, dramaturgo

PARQUE DE SAN ISIDRO

Paseo de la Ermita del Santo, 74 – 28019 MADRID

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.