mesa-habla-rey-bebe-david-teniers-portada
EL VINO EN EL ARTE LA MESA HABLA

El rey bebe, de David Teniers

El vino siempre ha estado presente, tanto en nuestras vidas como en distintas manifestaciones artísticas, tal ha sido su relación con la sociedad. Ya la Biblia recoge como uno de los primeros milagros el de convertir el agua en vino en las bodas de Caná. Y de ahí en adelante, el vino ha sido la musa que muchos artistas necesitaron para reflejarlo en sus obras. Hablamos de El rey bebe, de David Teniers.

Descripción de la obra

La obra El rey bebe está datada entre 1650 y 1660 y su autor fue David Teniers. Es un óleo sobre lámina de cobre con unas medidas de 58 x 70 cm.

mesa-habla-rey-bebe-david-teniers-portada

El rey bebe, de David Teniers

Lo que vemos en el cuadro es el interior de una taberna con distintos personajes vestidos con ropajes de campesino, reunidos alrededor de una mesa. Según una tradición de la época, aquel que encontraba un haba dentro de un pastel era coronado rey durante la celebración y tenía que echar un largo trago de vino mientras el resto cantaban “el rey bebe”. Lo del haba y el pastel nos recuerda, evidentemente, nuestra tradición del roscón de reyes.

David Teniers aglutina en esta obra elementos típicos del Barroco, como son:

El bodegón. Representado por los varios pasteles en primer y segundo plano, el hogar de la chimenea, las botellas, las jarras y los distintos pucheros de cobre.

Detalles del cuadro

El retrato. El género del retrato se representa por la figura del rey, el trovador (a la izquierda del rey), los cortesanos (las tres parejas que están a su lado), el bufón y el típico perro que había en todos los palacios de la época.

mesa-habla-rey-bebe-david-teniers-1

Detalles del cuadro

El pintor: David Teniers

David Teniers, apodado el Joven (Amberes, Bélgica 15 diciembre 1610 – Bruselas, Bélgica 25 abril 1690), fue un pintor del barroco flamenco. Fue un artista muy versátil y prolífico, ya que también fue dibujante, grabador, copista y pintor miniaturista y personal.

Su arte tocó varios géneros como la historia, el retrato o la pintura de paisajes, y se le considera como uno de los principales pintores de género flamenco de su época.

mesa-habla-rey-bebe-david-teniers-6

Fumadores en un interior, de David Teniers el Joven.

Nació en el seno de una familia de artistas y su padre (conocido como David Teniers el Viejo) fue su primer maestro. Trabajó primero en Amberes pero pronto se estableció en Bruselas, donde adquirió una magnífica casa que transformó en vivienda-estudio. Se casó con una hija de Jan Brueghel (pintor flamenco) que era ahijada de Rubens. Este matrimonio le hizo prestar especial atención a los temas populares. Pinta escenas rurales, con granjas e interiores, o fiestas populares donde aumenta el color para hacer sus obras más alegres. Esta maduración de su pintura hace que en 1644 se le nombre decano de la guilda de Amberes (la guilda es el nombre que se le daba al gremio de artistas).

Entra al servicio del Archiduque de Flandes como conservador y pintor de cámara, lo que hace que suba de categoría. Después de la marcha de su protector y tras la muerte de su primera mujer, sucedidas en 1656, sigue viviendo en Bruselas, se casa de nuevo y su fama continúa. Sus obras clásicas como paisajes, escenas rurales y populares e interiores siguen siendo muy solicitadas. En 1664 consigue la fundación de la Academia de Amberes, tras pedírselo como pintor de corte a Felipe IV de España, quien se lo concede.

mesa-habla-rey-bebe-david-teniers-5

El viejo y la criada, de David Teniers el Joven.

Mantuvo siempre unas excelentes relaciones con múltiples coleccionistas y mecenas que le encargaron numerosas obras, muchas de las cuales se enviaron a España. Falleció a los 80 años, una vida muy larga para la época, y fue muy estimado, tanto en vida como tras su fallecimiento.

Dónde podemos ver el cuadro

El rey bebe de David Teniers lo encontramos en el Museo del Prado, en Madrid, del cual os hablábamos en este artículo dedicado a la obra de Velázquez, El Triunfo de Baco (o Los Borrachos).

Como curiosidad, el nombre de este museo se lo debe al prado de los Jerónimos, que es donde realmente está situado el museo. Antaño esa ubicación era un prado, el de los Jerónimos, un terreno adyacente al monasterio de los Jerónimos.

mesa-habla-rey-bebe-david-teniers-4

El Museo del Prado, en Madrid.

Cuando se fundó, el museo recibió nombres como “Museo Real de Pinturas” o “Museo Nacional de Pintura y Escultura”, pero el pueblo llano lo conocía como el Museo del Prado. Por eso, en 1920 y mediante un decreto ley, se le dio su nombre definitivo.

También, como curiosidad, el Museo del Prado alberga un total de 152 obras de Goya, uno de los pintores más grandes de la Historia. Y también tiene el honor de albergar la mayor colección de cuadros de Velázquez, El Greco, Tiziano o Rubens, entre otros. Por esa razón está considerado como la mejor pinacoteca de pintura pre-vanguardista del mundo.

Sabiduría popular

El término pintura flamenca se refiere a la pintura realizada durante los siglos XV al XVII en una región que coincide aproximadamente con la actual Bélgica.

El estilo de pintura flamenca se desarrolló en países del noroeste de Europa. Los artistas holandeses, belgas y de los Países bajos, en respuesta al renacimiento italiano, impusieron el flamenco barroco, que se empleó luego en toda Europa.

Después de disputas territoriales en 1585 los pintores de la región Flamenca (Flandes) fundaron la escuela de Amberes, donde se formaron muchos pintores. Uno de sus máximos exponentes fue el alemán Pieter Paul Rubens.

El perfume, como la seda, el vino y las flores, es uno de los lujos necesarios de la vida. Su aroma es como un buen vino, que necesita oxigenarse antes de alcanzar el punto de perfección.

Sophia Loren

MUSEO DEL PRADO (Acceder a la web del Museo del Prado)

 Calle de Ruiz de Alarcón, 23 | 28014 MADRID

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.