mesa-habla-triunfo-baco-museo-prado
EL VINO EN EL ARTE LA MESA HABLA

El Triunfo de Baco (ó Los Borrachos), de Velázquez

Baco ó Dionisos, en la mitología romana o griega, respectivamente, era el dios del vino. Y ha sido representado en el arte a lo largo de la historia de múltiples maneras: pinturas, esculturas e incluso en el mundo de la arquitectura, ha sido expuesto y honrado por doquier. Hoy hablamos de una de las obras más importantes de uno de los pintores más insignes que ha dado España: El Triunfo de Baco, también llamada Los borrachos.

Descripción de la obra: «El Triunfo de Baco»

El Triunfo de Baco es un óleo sobre lienzo que mide 165 x 225 cm y fue pintado entre 1628 y 1629 por Diego Velázquez.

En el cuadro, vemos a Baco rodeado de personajes del pueblo llano, quienes, regocijados, y con los rostros enrojecidos por el alcohol miran al espectador, haciéndolo partícipe de su alegría etílica. Velázquez representa a un Baco como resplandeciente, destacando del resto de los personajes, con un color más pálido y brillante y sin presentar signos de embriaguez.

mesa-habla-triunfo-baco-museo-prado

«El Triunfo de Baco», también llamado «Los borrachos», de Diego Velázquez

Velázquez logró captar con enorme realismo la embriaguez en sus sonrisas y sus caras enrojecidas a causa del vino. El cuadro se ha interpretado como una alegoría sobre el vino, que no sólo tiene la capacidad de alegrar el ánimo de los hombres y llevarlos a estados no racionales, sino que constituye un estímulo para la creación poética.

El pintor: Diego Rodríguez de Silva y Velázquez

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, (Sevilla, 1599 – Madrid, 1660), está considerado como uno de los grandes genios del Arte Universal.

De origen sevillano, estudió y practicó el arte de la pintura en su ciudad natal hasta cumplir los veinticuatro años, cuando se trasladó con su familia a Madrid y entró a servir al rey, desde entonces hasta su muerte en 1660.

Gran parte de su obra iba destinada a las colecciones reales (fue nombrado pintor del rey Felipe IV y ascendido a pintor de cámara, el cargo más relevante entre los pintores de la corte) y pasó luego al Museo del Prado, donde se conserva. La mayoría de los cuadros pintados en Sevilla, en cambio, han ido a parar a colecciones extranjeras, sobre todo a partir del siglo XIX. 

En sus primeros años, cultivó el género del bodegón, desarrollando una gran maestría.

mesa-habla-vieja-friendo-huevos-velazquez

«Vieja friendo huevos», de Diego Velázquez. Se encuentra en la Galería Nacional de Escocia (National Gallery of Scotland)

Dónde podemos ver el cuadro

El Triunfo de Baco podemos contemplarlo en el Museo del Prado, en Madrid.

El Museo del Prado es una de las pinacotecas más importantes del mundo. Cuenta con la colección de pintura española más completa que vamos a encontrar, ya sea en España o en el extranjero.

mesa-habla-museo-prado-madrid

Abrió sus puertas el 10 de noviembre de 1819, gracias al apoyo de María Isabel de Braganza, esposa de Fernando VII. Con el paso de los años, compras y donaciones particulares han contribuido a que este museo sea de los más visitados del mundo.

Una vez visitado el Museo del Prado, embriagados de arte, andando apenas 10 minutos, llegamos al Barrio de las Letras. No tenemos que buscar excusas para rendir homenaje a la armonización perfecta que conforman arte y vino, pero animaos a degustar un vino Denominación de Origen de Madrid, por ejemplo.

Sabiduría popular

Al dios Baco le asociamos casi de forma automática con el vino, la embriaguez y la locura. Sin embargo, en su origen era una divinidad asociada con el renacimiento de la vida. Descubrió la vid y supo extraer el vino para regalarlo, después, a los hombres.

Por este motivo llegaron a Roma las fiestas religiosas, con vino, que se celebraban en su honor. Llevadas al extremo, estas celebraciones se convirtieron en las bacanales (fiestas privadas que pronto alcanzaron un punto escandaloso), que el Senado romano intentó prohibir por ley.

mesa-habla-bacanal-nicolas-poussin

“Bacanal ante una estatua de Pan”, de Nicolas Poussin, pintura del siglo XVII.

Sin embargo, la idea principal -el disfrute con los elementos de la uva y el vino, la fiesta, el desenfreno, las correrías sensuales y sexuales- ya había calado en la población y siguieron celebrándose hasta los últimos días de Roma.

El vino es la leche de los ancianos.

Platón

MUSEO DEL PRADO

Calle de Ruiz Alarcón, 23 – 28014 MADRID

Compra de entradas

1 Comment

  • Reply
    La botella de vino, de Picasso - La Mesa Habla
    31/07/2020 at 20:42

    […] diferentes ramas artistícas, Picasso fue brillante en todas. Su admiración por el trabajo de Velázquez, uno de los artistas que más estudió durante sus visitas de adolescente al Museo del Prado, dio […]

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.