mesa-habla-aguacate-huevos
ACTUALIDAD LA MESA HABLA PRODUCTO

Algunos alimentos para combatir la ansiedad

Todos, en determinados momentos de la vida, sentimos ansiedad. Que si el trabajo, que si la salud, que si los niños, que si nos dejan o dejamos, todos hemos sufrido ansiedad en algún momento. Y de no tratarla correctamente, puede llegar a instalarse permanentemente en nuestra vida. Pero hay veces que todo depende de la química del cerebro. Has de saber que hay alimentos que nos van a ayudar a disfrutar de una vida más tranquila y armoniosa. Vamos a ver qué alimentos podemos incluir en la dieta para combatir la ansiedad.

Qué es la ansiedad

Para identificarla correctamente tenemos que saber de qué estamos hablando. La ansiedad es un estado emocional negativo. Es una preocupación constante y excesiva por las cosas o situaciones -reales o imaginarias- que nos ocurren cada día, incluso asuntos habituales de nuestra rutina. Es un sentimiento de temor, inquietud y miedo que, en muchas ocasiones, nos inmoviliza y nos impide continuar con nuestra vida.

La escasez de ciertos nutrientes en el organismo puede causar apatía, malestar, fatiga y otros síntomas que pueden acentuar la ansiedad y la depresión. Lo que habitualmente llamamos “comer mal”, puede provocar un descenso en los niveles de serotonina de nuestro cerebro provocando estados de ánimo cambiantes, tristeza y ansiedad.

mesa-habla-bufet-calizumos-barcelona

Catering de Calizumos Barcelona

Cómo ayudamos con la alimentación

Si hablamos de alimentos que nos van a ayudar a aliviar la ansiedad, en esa lista no pueden faltar alimentos que contengan magnesio, ácido pantoténico, niacina y triptofano. Vamos a verlos en detalle.

MAGNESIO, para el sistema nervioso

El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo humano (alrededor del 60% del magnesio en el cuerpo se encuentra en los huesos, el resto en músculos, tejidos blandos y fluidos, incluyendo la sangre). Desempeña funciones muy importantes para el cerebro, siendo algunas:

  • Ayuda a disminuir la fatiga y el cansancio.
  • Es un colaborador imprescindible en la regulación del sistema nervioso, ayudando a que tengamos una actividad psicológica eficiente. Los niveles bajos de magnesio en el cerebro están relacionados con un mayor riesgo de depresión.

El magnesio está presente, sobre todo, en el aguacate y el plátano (que sean plátanos de Canarias por favor), en verduras de hoja verde (acelgas, espinacas), berenjenas, chocolate negro (no menos de un 70% de cacao), legumbres (judías, garbanzos y lentejas), en especias como el azafrán, cereales (arroz integral, quinoa, avena) y frutos secos (almendras, nueces, pipas de girasol).

Para saber si estamos bajos de magnesio, basta con observar nuestro cuerpo, ya que causa fatiga, pérdida de apetito, dolores de cabeza, debilidad, calambres musculares y, los ya mencionados, cambios en nuestro ánimo.

NOTA: Además de aliviar el estado de ansiedad, la avena nos ayuda a estabilizar los niveles de azúcar.

mesa-habla-avena

ÁCIDO PANTOTÉNICO, para sentirnos bien

Las vitaminas son indispensables para la producción de serotonina y otras sustancias que nos ayudan a reducir la ansiedad y mejorar nuestro estado de ánimo.

Vitamina B5 ó ácido pantoténico, podemos llamarlo de ambas maneras, pero es imprescindible en nuestro organismo para sentirnos bien. Su nombre proviene de la palabra griega “pantos”, que significa “en todas partes”, puesto que está presente en todas las células vivas.

Entre sus muchas funciones, destacan:

  • Es indispensable para la formación de anticuerpos.
  • Interviene en la síntesis de hormonas antiestrés (adrenalina). Junto con otras vitaminas del grupo B es utilizada para mejorar y aliviar trastornos ocasionados por el estrés.
  • Previene y combate la fatiga y el cansancio.

Está disponible en una variedad de alimentos. Entre otros en la levadura, hígado, yema de huevo, brócoli, pescados (especial hincapié en el salmón), moluscos, pollo, leche y yogures, champiñones y aguacate.

mesa-habla-canelon-salmon-nectari

Canelón de salmón del chef Jordi Esteve del restaurante Nectari, en Barcelona

NIACINA, para tener energía

La niacina es una forma de vitamina B3 que ayuda a convertir los alimentos que consumimos en la energía que necesitamos. Es muy importante para el desarrollo y la función de las células en el organismo. La deficiencia de niacina puede conducir a la irritabilidad, falta de concentración, ansiedad, fatiga, apatía y depresión.

Los beneficios en la salud de la niacina son, entre otros:

  • Es la vitamina que el cuerpo crea y utiliza para convertir los alimentos en energía.
  • Colabora a mantener sanos el aparato digestivo y la piel.
  • Ayuda a regular el correcto funcionamiento del sistema nervioso.
  • Fomenta una adecuada marcha de nuestra función psicológica.

Encontramos la niacina en alimentos como la levadura, la carne vacuna, leche y huevos, verduras verdes, carne de cerdo (¡jamón siempre!), cacahuetes, pescados (anchoas, atún) y quinoa. El hígado de la mayoría de los animales está cargado de niacina: en paté, en embutidos o salchichas o frito con cebolla y hierbas, no dejéis de consumirlo.

Interviene en la síntesis de hormonas antiestrés (adrenalina) y, junto con otras vitaminas del grupo B, es utilizada para mejorar y aliviar trastornos ocasionados por la ansiedad y el estrés.

TRIPTOFANO, para producir serotonina

El triptófano es un aminoácido esencial que interviene en distintas funciones del sistema nervioso central: la felicidad, el sueño o la producción de niacina. De importancia vital para:

  • Hacer que el cerebro segregue serotonina: una sustancia que ayuda a regular nuestro estado de ánimo (relacionada con la tranquilidad, el placer y el buen estado de ánimo).
  • La secreción de melatonina, para regular el ciclo diario de sueño.
  • Para que el sistema inmunitario funcione correctamente.

Encontramos triptófano en las legumbres (lentejas y garbanzos), leche, quesos y yogures (si los elegimos desnatados, nos aportarán un menor contenido de grasa), avena, plátanos, piña, verduras (espinacas, remolacha, brócoli), frutos secos (nueces, almendras, avellanas, pistachos), pescado azul (sardinas, atún, salmón, caballa) y huevos, entre otros.

Al ser un aminoácido esencial, no se produce de forma natural en el organismo. Su aportación debe realizarse a través de la alimentación.

Sabiduría popular

La ansiedad y el estrés son fenómenos que afectan de manera considerable a mucha gente. Tal es su relevancia en la actualidad, que son consideradas las principales enfermedades del siglo XXI.

Tanto la ansiedad como el estrés son reacciones normales del organismo ante determinados eventos y circunstancias. Lo malo no es sentirlos, sino que se instalen de forma permanente en nuestra vida. Si el problema de ansiedad persiste, deberemos sin duda ponernos en manos de un profesional y seguir cada pauta que nos prescriba. Una correcta alimentación siempre tendrá efectos positivos en nuestro organismo. Tenemos el derecho y la obligación de ser felices.

Cuando miro hacia atrás todas estas preocupaciones, me acuerdo de la historia del viejo hombre que dijo en su lecho de muerte que había tenido un montón de problemas en su vida, la mayoría de los cuales nunca habían sucedido.

Winston Churchill

2 Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.