mesa-habla-bonbibendum-restaurante-trigo-valladolid
CHAÎNE DES RÔTISSEURS COCINEROS LA MESA HABLA Nacional RESTAURANTES

Restaurante TRIGO o la personalidad ligada al territorio

Con estrella Michelin desde noviembre de 2017, el restaurante Trigo acaba de renovarla en la pasada edición, aunque este establecimiento abrió sus puertas en mayo de 2007. Situado en una calle peatonal a las puertas de la catedral de Valladolid, su propuesta culinaria se mantiene fiel al producto de temporada y ligada al territorio. Hoy nos adentramos en este restaurante vallisoletano.

Restaurante TRIGO o la personalidad ligada al territorio

Castilla y León y sus estrellas Michelin

Once son las estrellas Michelin que luce Castilla y León, y cuatro de ellas están en Valladolid. El resto están en Soria, Salamanca, León, Burgos y Zamora. Y es que en Castilla y León, considerada la cuna de los asados, también encontramos técnicas de alta cocina.

Porque cuando hablamos de la gastronomía de Castilla y León, enseguida nos vienen a la cabeza los asados, los guisos, esos platos contundentes elaborados con productos que se asocian a la tierra (aquí podéis leer nuestro artículo dedicado a la cocina de Castilla y León). La cocina de nuestros padres y abuelos, una cocina a la que tributar homenaje. Y eso hace el restaurante Trigo: rendir homenaje a los productos de la tierra.

mesa-habla-trigo-valladolid
Fachada del restaurante Trigo, en calle de los Tintes 8 (Valladolid)
¡Aquí empezó todo!

El restaurante Trigo

El restaurante Trigo debe su nombre al cereal por antonomasia de Castilla y León, y de tantas otras partes del mundo, porque es el oro de Castilla. Y es que el trigo junto con el maíz y el arroz, son los cereales que más se producen en el mundo, y que alimentan a millones de personas hoy en día. Como un guiño a su nombre, ¡ya lo luce con orgullo su bonbibendum!

bonbibendun-chaine-des-rotisseurs-trigo-valladolid-mesa-habla
Restaurante Trigo es asociado de la Chaîne des Rôtisseurs España

De origen leonés y pareja en su vida profesional y personal, en la cocina nos encontramos con Víctor Martín, y en la sala —y al cargo de la bodega— está Noemí Martínez (que ya en julio de 2018 recibió el premio a Mejor Sumiller de Castilla y León de la Academia de Gastronomía, y más recientemente el premio Mejor Sumiller del Año 2019 en España, según Verema. Además es embajadora de los vinos de Jerez).

La sala es elegante y acogedora con capacidad para 40 comensales con una decoración muy cuidada y sin estridencias, luz tenue, ambiente cálido, presidida por un lienzo en acuarela regalo de un familiar del cocinero en honor al huevo frito.

mesa-habla-restaurante-trigo
«Quién no ha frito un huevo en su vida…»

¿Qué ofrece el restaurante Trigo?

La carta del restaurante Trigo está viva, se cambia cada poco tiempo, dependiendo de cada temporada, y ha ido evolucionando hasta adquirir la identidad que tiene hoy día. Trigo comenzó ofreciendo platos con una inspiración más global de lo que lo hace hoy día, y es ahora cuando el amor por el producto local se palpa, un producto de gran calidad tratado con mucho respeto.

En cada temporada se puede optar entre la carta, o bien por cualquiera de sus menús degustación: Menú Festival o Menú de la Tierra, con apenas diferencia de precio, por lo que recomendamos pedir el más amplio (por gula, para más variedad de platos, porque querrás más). Y para no perderse sus bocaditos (los entrantes). El restaurante Trigo es uno de los restaurantes con Estrella Michelin de España con mejor relación calidad-precio, y de los más económicos también.

Papel relevante para las verduras

No faltan nunca —ni en su carta ni en los menús— las verduras que ofrece la huerta de Tudela de Duero, en Valladolid, con la que mantiene un fuerte nexo, siendo sus proveedores empresas de la zona.

Su menestra de verduras y setas de temporada es digna de mención, un plato donde cada verdura se trata por separado con maestría.

mesa-habla-menestra-verduras-trigo-valladolid
Menestra de verduras y setas de temporada

Las carnes en el restaurante Trigo

En relación con las carnes, en su carta las encontramos tanto de cría como de caza, dependiendo de la temporada, y ahora estamos en una de las mejores épocas del año para gozar de los platos de caza.

Encontramos, entre otras, pichones de Tierra de Campos, pato azulón asado, conejo preparado de distintas formas o perdiz escabechada. Y también casquería, las castañetas (glándulas salivares del cerdo ibérico) que tiene ahora mismo en carta son un bocado muy goloso, de ésos que saborean incluso aquellos a los que no les gusta la casquería.

Maestría en el trato a los pescados

Los que crean que en esta región no saben trabajar bien el pescado, o los que no conozcan a Víctor Martín, podrían pensar que los pescados no son el fuerte del restaurante Trigo. Nada más lejos de la realidad: precisamente es uno de los productos favoritos del chef para cocinar, por lo que uno no puede venir a esta casa y no aprovecharse de ello.

Entre los pescados hoy podemos hallar en carta dorada y un espectacular rodaballo. Pero hay que estar también atentos a los fuera de carta, porque nunca se sabe qué va a llegarles de algún puerto de nuestro país; como decíamos, la disponibilidad de cada plato está sujeto a la temporada.

En el restaurante Trigo se rinde uno a los platos donde se mezclan los sabores y las texturas con gran maestría y delicadeza. Carnes y pescados en armonía con ingredientes que no hemos visto antes juntos hasta llegar aquí, dejando patente la gran despensa con la que cuenta el chef leonés.

Los postres del restaurante Trigo

Los postres no se quedan atrás en lo que al deleite se refiere, algo que no sorprende cuando reparas en su equipo de pastelería, casi con tantos cocineros como en el de la partida salada.

Quizá uno de sus postres más conocidos, y agradecidos, sea la tarta de queso, uno de sus clásicos. Aunque en lo tocante al placer dulce, no faltan otras opciones, chocolate incluido.

Los menos dulceros puede terminar la comida con una fantástica selección de quesos. Quesos que hoy son de la región, aunque no fue así al principio. Éste es otro de los productos que están dando a conocer a sus comensales, los quesos de su tierra.

mesa-habla-quesos-trigo-valladolid
Tabla de quesos

Una cocina creativa de alto nivel con emplatados cuidados y una mezcla de sabores y texturas que no dejan indiferente a nadie.

La bodega del restaurante Trigo

La carta de vinos cuenta con más de 200 referencias, con vinos bien escogidos de varias denominaciones de origen de España e internacionales, aunque sienten especial predilección por los pequeños productores y por los productores locales, también.

Noemí Martínez es una gran conocedora y apasionada del mundo del vino y lo deja patente en sus recomendaciones. «Intentamos dar cultura sobre el vino a la persona que se sienta en la mesa«, afirma.

¿Lo mejor, a la par que lo más sencillo? Dejarse llevar y acceder al maridaje, seguro que Noemí te sorprenderá con vinos que pocos hubiéramos pedido —en muchos casos por desconocimiento—, pero que van a armonizar a la perfección con el menú elegido.

En cuanto al servicio de sala, que ella también dirige, poco se puede decir más que es sobresaliente. Está formado por un pequeño equipo muy profesional y amable, pendientes en todo momento de cada detalle.

Trigo Eventos

Con el sello de calidad del restaurante Trigo, se organizan eventos bajo la marca Trigo Eventos. Comidas de empresa o reuniones de trabajo, celebraciones familiares o congresos, en la ubicación que aporte el cliente, en el propio restaurante o en el espacio con el que cuenta Trigo Eventos: el Convento de los Filipinos en Valladolid (solo para grupos grandes). Cualquier evento es susceptible de ser organizado por este equipo de profesionales.

mesa-habla-convento-flipinos-valladolid
El Convento de los Filipinos, en Valladolid

Se trata de un edificio cargado de historia y con un encanto incomparable por sus cualidades artísticas y arquitectónicas, diseñado a finales del 1700. En su interior está el Museo de Arte Oriental, que cuenta con una colección inigualable en España de obras de arte chino, filipino y japonés.

Sabiduría popular

La paciencia, la serenidad, la meticulosidad y el cuidado prolongado en la cocina —sobre todo hablando de elaboraciones a fuego lento— es hablar de mayor calidad en el resultado. Y preservar nuestro patrimonio cultural es defender nuestras señas de identidad alimentaria y gastronómica que, de cara al turismo, tiene una importancia económica adicional.

Como cocineros tenemos que ensalzar lo bueno y grande que tenemos cerca, hacer valer nuestro patrimonio. El producto castellano-leonés lo llevamos dentro y nos gusta.

Víctor Martín, restaurante Trigo

RESTAURANTE TRIGO

Calle de los Tintes, 8

47002 VALLADOLID

Contacto: +34 983 115 500info@restaurantetrigo.com

Fotos cedidas por César González para la elaboración de este artículo

1 Comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.